Un momento del evento ‘El éxito del fracaso’, que se celebró ayer por la tarde en el café teatro Pay-Pay / FITO CARRETO
Imagen aportada por el Diario de Cádiz

Haciendo gala de su nombre, el evento que tuvo lugar en la tarde del 5 de marzo fue muy exitoso y obtuvo aún más aceptación de la esperada. Tanto fue así que el Diario de Cádiz ha publicado a la mañana siguiente una noticia añadiendo comentarios muy positivos sobre el evento.

En el café teatro Pay Pay se acogieron a más de 120 personas para escuchar las experiencias de tres emprendedores cuyas iniciativas no salieron como esperaban.

Tales fueron Ramón Barrera, Lola Hernández y Manuel Escobar, que contaron de manera muy divertida sus supuestas miserias emprendedoras –convertidas luego en logros constatables– a través de monólogos. El evento contó con la presencia entre el público del rector de la UCA, Francisco Piniella, y la coordinación de nuestra Cátedra de Emprendimiento.

El Diario de Cádiz aportaba en su noticia algunas partes de lo que se escuchó en el café, como las increíbles experiencias de Ramón Barrera, comunicador y emprendedor en el sector de la formación, la consultoría, la restauración… y lo que se tercie: «Ahora creo que soy eventer… ¿no están de moda los youtubers? pues a mi me llaman para contar mis historias en cualquier tipo de eventos». Ramón empezó su carrera estudiando derecho y todavía se pregunta por qué lo hizo. «No me acuerdo de nada ni sé nada de leyes”, reconoció.

“Tenía 23 años, eran los 90 y había fracasado… pero allí estaban los Milli Vanilli para superarme…” Y a eso que le sale la oportunidad de dar clases a camioneros. Además de sacarse un permiso que nunca utilizó, allí encontró su pasión: “Amo aprender y amo enseñar”, reconoció. Entonces, a partir de ahí se dedicó a dar formación a trabajadores y a personas en riesgo de exclusión. “Aquello me gustaba, pero ya lo sabía hacer, ya no disfrutaba. Un marcador del fracaso es cuando dejas de reirte...”.

Decidió emprender y con unos socios montó una empresa de consultoría y formación. Y por seguir probando cosas nuevas, se embarcó también en un restaurante. “A mí, que me importa un huevo la cocina… con aquello aprendí que no debes emprender en terrenos que no te apasionan… Eso sí, hice muchos amigos y me harté de beber…”. Pero los dos negocios le desbordaron. “Necesitaba calma, me hice un máster de coaching, que tampoco es que me apasionase, dejé los dos negocios y me fui al paro con 45 tacos…”.

“Quería hacer otras cosas y seguiré haciendo otras muchas más… Yo no estaba quemado, me estaba quemando –recuerda– y aprendí que la diferencia entre las dos palabras era de una ene, la ene de no hacer nada y de no ser nadie… pero yo soy valiente y quería vivir, y entre todos los caminos elegí uno… y todavía estoy aprendiendo, yendo y viniendo por unos y por otros caminos… El éxito está en salir, en irse, en saltar y en luchar contra esa secuela de Tiburón que es la vida”. A Ramón hoy lo mismo le llaman para inaugurar una farmacia en Málaga que para dar unas charlas en una universidad de México o cursos a profesionales en empresas de prestigio.

Luego le tocó contar sus experiencias a Lola Fernández, que relató cómo abandonó sus planes juveniles de convertirse en María Ostiz, cómo recondujo sus estudios de Turismo hacia la Comunicación gracias a un máster de la UCA, como tuvo que amoldar varias veces su proyecto de divulgación científica y afrontar distintas situaciones complejas… hasta convertirse hoy Divulgades en una empresa que organiza con éxito talleres de ciencia entre los más pequeños, ya sea en colegios o en celebraciones infantiles o para mayores.

Finalmente, Manuel Escobar, CEO de Health Blue Bits, cerró la divertida tarde con un monólogo donde explicaba sus inicios como ingeniero informático y la forma en la que terminó codirigiendo con una especialista en Medicina Familiar y Comunitaria con base en Elche una empresa dedicada a la telemedicina, con sus éxitos y tropezones en el camino.

El evento «El Éxito del Fracaso» dejó a todos con muy buen sabor de boca, no solo gracias a las cervezas que allí se disfrutaron y compartieron, sino a las buenas reflexiones que se pudieron sacar de las experiencias de estos emprendedores.

Imagen Ramón Barrera el Éxito del Fracaso
imagen Lola Hernández el Éxito del Fracaso
imagen Manuel Escobar el Éxito del Fracaso