Hoy comenzamos esta nueva sección en la que, cada jueves, os daremos un Miniconsejo que esperamos os sirva en vuestra aventura empresarial. Esto ya lo venimos haciendo, desde hace casi dos años, en el programa de radio Innova y Emprende de la Cadena Ser, de la mano de Pedro Espinosa. Así que, iremos recapitulando algunos de ellos e incorporando nuevos, ya sean de parte del equipo UCA Emprende o de personas como tú, que basándote en tu propia experiencia, quieras contarnos, para compartir con todo el ecosistema emprendedor.

¡Vamos allá! Comenzamos con… “A veces, menos es más”. Normalmente, se tiende a pensar que el mejor camino para ofrecer un producto o servicio diferenciado a los de los competidores existentes, es añadiendo o creando atributos o características a productos o servicios que ya son ofrecidos en los mercados.

Sin embargo, basándonos en los principios de la estrategia de océano azul, que promulga que las empresas que obtienen mayores rendimientos son aquéllas que crean un nuevo espacio competitivo en el cual no existen competidores que puedan amenazar su situación de privilegio, podemos encontrar una serie de ejemplos exitosos de empresas que han basado su éxito, no sólo en la generación de productos o servicios con nuevos atributos diferenciados, sino también en la eliminación o reducción de aquellas características de los productos o servicios que no aportan un valor relevante para los clientes.

Así, podemos destacar, por ejemplo, el caso del Circo del Sol, el cual para diferenciarse de sus competidores se deshizo de distintas prestaciones que, a pesar de ser un común denominador en los circos tradicionales, no añadían valor desde el punto de vista del cliente. Por ejemplo, el Circo del Sol no utiliza animales, prescinde de dos de las tres pistas tradicionales de los circos al uso y por úlitmo, los números humorísticos y acrobáticos se reducen y adoptan un cariz más elegante y refinado.

Otro ejemplo característico es el caso de la videoconsola Nintendo Wii. Nos remontamos a los años 2000 – 2005, donde Sony y Microsoft dominaban el mercado con las videoconsolas Playstation y XBOX, respectivamente. Además, la aparición de los modelos Playstation 3 y XBOX360 terminó por asestarle un duro golpe a Nintendo, que se estaba quedando atrás con la aparición de los juegos de una nueva generación, donde destacaban unos gráficos realistas y excelentes, calidad de sonido, animaciones, tramas cada vez más complejas y un primer desarrollo del juego online. Fue entonces cuando Nintendo tomó la decisión de lanzar una videoconsola con un concepto totalmente diferente y revolucionario.

Basándose en los principios de la estrategia de océano azul, decidió enfocar su producto en los no clientes, y, de esta manera, creó una videoconsola en la que primaba la diversión sencilla e intuitiva y que, a diferencia de su competencia, no soportaba discos de alto almacenamiento, no tenía salida de alta definición, el poder gráfico de los juegos era muy limitado y las tramas eran muy sencillas y orientadas al juego competitivo entre amigos o miembros de la familia.
Sencillamente, Nintendo se percató de que había una masa crítica de personas, a las cuales no le proporcionaba ningún valor las prestaciones técnicas o gráficas de los videojuegos y las eliminó de su producto.


Miniconsejo emprendedor ofrecido por: Juan Pablo Diánez, Coordinador de Masterup

María José Pérez, Técnica UCA Emprende.

Si quieres compartir tu Miniconsejo emprendedor escríbenos a catedra.emprendedores@uca.es