Una asociación para dar a conocer el patrimonio cultural y natural, ganadora de Algeciras Emprende en Verde

Algeciras, 11 de junio de 2018. Algeciras ha acogido en el seno de la Semana del Medio Ambiente el evento Algeciras Emprende en Verde, un encuentro para emprendedores del sector medioambiental promovido por el Ayuntamiento de Algeciras, en el que han colaborado la Universidad de Cádiz y FUECA, que ha contado con la cofinanciación de la Unión Europea a través de los Fondos de Desarrollo Regional FEDER. La iniciativa busca apoyar el desarrollo de proyectos sostenibles para promover la economía verde y la generación de empleo de calidad en el Barrio de la Caridad y en la ciudad, y está en consonancia con las líneas estratégicas de la, actualmente en desarrollo, Agenda Urbana de Algeciras.

Durante tres intensas jornadas, del 7 al 9 de junio, los participantes en Algeciras Emprende en Verde han trabajado en torno a una selección de las mejores ideas de negocio, para poder materializarlas en el mercado. De entre ellas se han elegido cinco finalistas que han presentado y defendido sus proyectos el sábado ante el jurado. Después de horas de trabajo colaborativo, asesoramiento de mentores apoyando a los proyectos y de varias charlas de formación, el jurado ha decidido entre estos proyectos finalistas a los tres mejores.

El proyecto ganador ha sido la Asociación Tatina. Una idea de Manuela Puerta que pretende dar a conocer el patrimonio natural y cultural a distintas organizaciones y ayuntamientos. Actualmente trabaja en la divulgación del Parque de los alcornocales a distintos colectivos (por ej. las personas invidentes). La forma de divulgarlo sería a través de collagues y representaciones adaptadas a las necesidades de esos colectivos.

La segunda idea finalista ha sido el proyecto de Berta Pérez: AguaViento-WaterWind, una foodtruck sostenible, de comida ecológica y vegana certificada que se suministra con placas solares en el techo y con baterías de litio, no utiliza utensilios tóxicos reduciendo el consumo de plástico al máximo posible y usa envases 100% compostables. Además cuenta con un mostrador adaptado para personas con discapacidad motora.

Por último, el tercer proyecto considerado por el jurado ha sido Reciclaje Social, una idea de Mateo León para suministrar materiales de reciclaje a las empresas recicladoras aportando una mayor clasificación en origen e implicando a actores sociales de forma que los beneficios de esas empresas repercutan en asociaciones de carácter social. Dichas entidades además actuarían de promotoras de ese reciclaje selectivo.

Otros proyectos finalistas a destacar han sido EcoAmb para reciclar el aceite usado y convertirlo en jabones o ambientadores, y Alltraks, un proyecto de servicio de rutas en bicicleta.