Rindiendo cuentas: el servicio de apoyo al emprendimiento atiende 136 proyectos

Tenemos un compromiso con nuestra comunidad universitaria, con nuestra provincia y con el territorio. Nuestro compromiso es impulsar una sociedad más emprendedora, capaz de generar mayor valor compartido entre tod@s, y de impulsar proyectos y empresas basados en el conocimiento. Este compromiso, aunque te parezca ajeno y extraño, también lo hemos adquirido contigo, ya seas estudiante, docente, emprendedor o trabajador. Y en base a este compromiso es por lo que queremos que conozcas bien cuáles son los resultados de nuestro trabajo a través de una serie de indicadores básicos.

En 2016 por nuestro Servicio de Apoyo al Emprendimiento han pasado un total de 136 proyectos empresariales presentados por 179 promotores (37% mujeres y 63% hombres), y hemos promovido 18 nuevas Startups. Un repunte importante que se suma a las 100 empresas ya creadas desde el año 2009, fecha  en que se puso en marcha de manera efectiva el servicio de apoyo al emprendimiento. Además estamos encantados de comprobar y de experimentar cómo muchos de los usuarios del servicio han valorado nuestro trabajo. El nivel de satisfacción es el más alto de los últimos años, nada más y nada menos que un 4,65 sobre 5.

Pero más allá de las cifras hay algo más… Fabián, Candy, Carlos H, Mario, María, Manuel, Darío son algunas de las personas que han depositado su confianza en la Cátedra para madurar sus ideas y materializar sus proyectos naciendo así: Maxingertch (piel sintética y protecciones especializadas para actividades de alto riesgo.), Educainventions (realidad virtual aplicada al aprendizaje de idiomas, inglés, chino, francés), La Brújula Digital (servicios avanzados de marketing online), Programa Talentum (actividades para niños con altas capacidades: robótica, teatro…) y Ad- lib Electronics (tecnología y arte: pedales para guitarras…).

Estas jóvenes empresas nacientes se caracterizan por tener una estructura de activos con predominio de recursos intangibles orientados a la innovación y a la creación de relaciones sociales que son el núcleo de las economías del conocimiento y dan solidez a los ecosistemas emprendedores regionales. Así, en Cádiz surgen aspectos que caracterizan a la economía de otros territorios más avanzados. El empleo que suelen generar este tipo de empresas, salvo excepciones, no es muy alto en los primeros años de ejercicio. Han generado algo más de 260 puestos de trabajo, de alta cualificación y ajustados al perfil universitario de sus fundadores. Pero lo más importante es que sus actividades se caracterizan por generar intensas relaciones comerciales y sociales con otros agentes sociales y económicos (stakeholders) que dinamizan su entorno y propician que se intensifiquen los efectos indirectos de sus actividades empresariales.

Gracias a todos los que valoráis el esfuerzo que realizamos a diario. Seguiremos trabajando con mayor intensidad. Ya sabes que tenemos un compromiso adquirido contigo.

Más información sobre nuestro servicio de de apoyo al emprendimiento.